Caras, caras más viejas
Promesas olvidadas
Corazones vacios
Serpientes bajo la cama
Como un don nadie
Divago por esta casa
Muriendo por dentro
Buscando culpables

Que importa a quién culpar
Que importa lo que ya diga
Que importa ya.
Si cada, cada segundo que pasa
Es un amargo sabor
Es un amargo sabor en la boca

Nadie, nadie nos enseño
Nos enseño a llorar
A sufrir, a perder
Y aún menos queriendo.
Nadie, nadie nos enseño
Cómo entendernos
Cómo no ser uno, siendo dos.

Que importa a quién culpar
Que importa lo que ya diga
Que importa ya.
Si cada, cada segundo que pasa
Es un amargo sabor
Es un amargo sabor en la boca

Nadie me enseñó a vivir,
me enseñó a vivir,
perdiendo lo que más amas.

anterior PORTADA siguiente

QUÉ PUEDO HACER POR TI

Eras el rey de los ases
El perfecto deseo
Todo bien puesto, sí.
Todo en su sitio
Eras el genio de la lampara
El mejor abrigo ante el frío
Cuando hablabas, sí.
reinaba el absoluto silencio.

Tú, mi mago con sombrero,
Mi cielo en un día gris.
Qué puedo hacer por ti.

Tú, mi gran inspiración,
Mi más hermoso secreto.
Qué puedo hacer por ti.
Qué puedo hacer por ti.

Pero el campo se echó a perder
Se rodeó de malas hierbas
Le robaron el corazón
Y te ahogaste en la pena.
Entre las bonitas mentiras
Entre las falsas promesas
Entre los aires de grandeza
Justo ahí caiste.

Tú, mi mago con sombrero,
Mi cielo en un día gris.
Qué puedo hacer por ti.

Tú, mi gran inspiración,
Mi más hermoso secreto.
Qué puedo hacer por ti.
Qué puedo hacer por ti.

Recuerdas aquel verano
de pueblo en pueblo
de corazón en corazón
recogiendo un poco de gloria para los dos.
De lo más grande a lo más pequeño
de tenerte entre mis brazos
a verte por el suelo
a verte por el suelo

Tú, mi mago con sombrero,
Mi cielo en un día gris.
Qué puedo hacer por ti.

Tu, mi gran inspiración,
Mi más hermoso secreto.
Qué puedo hacer por ti.
Qué puedo hacer por ti.

Tú, que presumes de magia
De sinceridad y calma
De saber donde estás.

Tú, que reduces las penas
Que aplicas justicia
Que sabes de qué hablar.

Dónde estabas entonces
Cuando todo era tan frío y gris
Dónde estabas entonces
Cuando todo estaba por decidir.

Tú, que regalas palabras
Que invitas a la calma
Y al buen hacer.

Tú, que diste esperanza
Fe y confianza
Estábamos a tus pies.

Dónde estabas entonces
Cuando todo era tan frío y gris
Dónde estabas entonces
Cuando todo estaba por decidir.

Quién te ha visto, quién te ve.
quién diría que eres tú.
mírate, mírate
Quién te ha visto y quién te ve.

Tú, que jugabas tan limpio
que no te venderías
ya nadie te cree.

Dónde estabas entonces
Cuando todo era tan frío y gris
Dónde estabas entonces
Cuando todo estaba por decidir.

Saliste a su rescate
Era demasiado tarde
Cuando Angel cruzó la línea,
La oscuridad se lo llevo para siempre.
Cuando pararon el coche
En mitad de la calle
No le dejaron ni explicarse
Le reventaron el corazón a golpes.
Entre las bonitas mentiras
Y el sabor de un por siempre
Te embobó entre sus brazos
Sin poder pedir pago por tu rescate.

Y te veo a lo lejos
Con tus zapatos de tacón alto
Persiguiendo algo en la noche
La inocencia que te robaron
Sin aviso, sin piedad, sin compasión
Aquel 82.

Sabías que algo no funcionaba
Sus salidas a media noche
Su tranquila Nora.

Será tan solo, tan solo un instante
Esas mañanas de domingo sola
Sentada con el café en la cocina
Esperando en cualquier momento
El poder escuchar las llaves.
Ese día fue distinto
Decidiste no quedarte esperando
Y bajaste a la calle, al lado del portal
Un último beso con el sabor de su sangre.

Y te veo a lo lejos
Con tus zapatos de tacón alto
Persiguiendo algo en la noche
La inocencia que te robaron
Sin aviso, sin piedad, sin compasión
Aquel 82.

Recuerdo que todo eran nervios
en la sala de billar, a la salida del colegio
Susurrabamos tu nombre,
hacías temblar las piernas de todos
Tú y tu último modelo en movimiento
eras la fantasía de nuestros sueños
jurábamos darte la vida por un beso
Este barrio nunca fue bueno
y tú querías crecer tan rápido!!

anteriorPORTADAsiguiente

QUE NO NOS QUITEN LO BAILAO

Sí fue muy divertido
No me digas que no!
Mientras todo duró
Nos reímos un rato.
Yo describo,
Tú defines,
Yo añoro,
Tu resumes.
Así son las cosas
A veces se gana
Otras se pierde

Que no nos quiten lo bailao
Que no,que no.
Que no nos quiten lo bailao
Que no,que no.
Que no nos quiten lo bailao
Que no,que no.

Si no dormíamos nada
No me digas que no
Reír, hablar, gritar
el duelo al más fuerte.
Yo jugaba,
Tú ganabas,
Yo soñaba,

Tú nunca estabas, no
Bueno, Cuando todo terminó
Sentí que era una broma.

Que no nos quiten lo bailao
Que no,que no.
Que no nos quiten lo bailao
Que no,que no.
Que no nos quiten lo bailao
Que no,que no.

Nada es por siempre
te gustaba esta frase
ese maldito amuleto
que te gustaba colgarte.
Así son las cosas
nunca ganas
nunca pierdes
y sí, siempre aprendes.

Que no nos quiten lo bailao
Que no,que no.
Que no nos quiten lo bailao
Que no,que no.
Que no nos quiten lo bailao
Que no,que no.

anteriorPORTADAsiguiente

CUÁL ES TU PAPEL

No quiero tus palabras de consuelo,
Sé que ese es tu papel
No quiero tus besos agridulces,
Entiendo bien cuál es tu papel.
Hoy la rabia está en mis ojos
Hoy voy a probar una fortuna mejor.

Hey amigo estás sólo pero estás tú
Vamos, librémonos de estas mentiras.
Caminemos como creímos
siempre debíamos caminar.
Caminemos como creímos
siempre debíamos caminar.

No quiero tu complicidad escondida
En la vida se está o no se está
No quiero jugar a escondidas
Pero entiendo bien cual es tu finalidad.
Hoy la rabia está en en mi cuerpo.
Hoy voy a probar una fortuna mejor.

Hey amigo estás sólo pero estás tú
Vamos, librémonos de estas mentiras.
Caminemos como creímos
siempre debíamos caminar.
Caminemos como creímos
siempre debíamos caminar.

Adiós al juego de niños
Adiós a tu rosa y tu martillo
No me digas nada lo sé, lo sé, lo sé.
Entiendo cual es tu papel.

Hey amigo estás sólo pero estás tú
Vamos, librémonos de estas mentiras.
Caminemos como creímos
siempre debíamos caminar.
Caminemos como creímos
siempre debíamos caminar.

anteriorPORTADAsiguiente

NO TIENTES A LA SUERTE

No presumas de lo que tienes
Que el destino es juguetón.
No tientes a la suerte,
Juega mucho a la traición.

Y si el día se levanta
Caprichoso y a por tí,
No te vendas a su vera
Déjalo hasta dormir

Qué si tú no te valoras
No respetas y tienes fe
Es difícil que los días
Te puedan tratar muy bien.
Para qué, para qué,
más lágrimas.

Todo el mundo se pregunta
Qué camino he de coger
Todo el mundo necesita
El poder sentirse bien.

El querer y verse amado
Admirado y respetado
Buen amante, buen trabajo.
Toda alma y ganador.

Que si tú no te valoras
No respetas y tienes fe
Es difícil que los días
Te puedan tratar muy bien.
Para qué, para qué,
más lágrimas.

Moraleja de este cuento
que he querido reflejar
quiérete como algo grande
valorando a los demás.

porque nadie es más que nadie
que el destino es juguetón.
Esta noche tocas el cielo
y mañana perdedor.

Que si tú no te valoras
no respetas y tienes fe
es difícil que los días
te puedan tratar muy bien.
Para qué, para qué,
más lágrimas.

anteriorPORTADAsiguiente

80 METROS CUADRADOS

El día amanece tranquilo.
El color rosa me sonríe,
Con una puesta de oreja a oreja
Salgo a comerme las calles.

Tío soy uno más!!
Tengo donde caerme muerto
El señor banquero llamó esta mañana...
qué generosidad!!

80 metros cuadrados
para nosotros solitos.
Es como un gran estadio de fútbol
Que seguirán pagando mis hijos.

No, no puedo negarlo
No, no puedo engañarme
A mis treinta y tantos
Con pagarlo, ya tengo bastante.

Una buena piel donde sentarse
Un te gusta conducir en el garaje
Unos cuantos verdes en el bolsillo
Y un buen curro para mantenerme

80 metros cuadrados
para nosotros solitos.
Es como un gran estadio de fútbol
Que seguirán pagando mis hijos.

Ya soy un tío bien visto,
Conseguí el fin de venir al mundo
Me miran con envidia
Cuando camino tan guapo y erguido.

80 metros cuadrados
para nosotros solitos.
Es como un gran estadio de fútbol
Que seguirán pagando mis hijos.

anteriorPORTADAsiguiente

BUSCANDO TU MANO

Como si todo fuese oscuro
Como si el vacío, llenase nuestras almas
Sin entender qué está ocurriendo
Sin entender lo que me hablas.
Esforzándome por sostener todo esto
Todo esto que habíamos soñado
Pero de un tiempo a esta parte
Solo encuentras tiempos grises.

Estoy abajo, abajo, abajo,
abajo, abajo esperando
Y solo soy un pobre diablo
Buscando tu mano.

Los dos sabemos de lo que es capaz este mundo
Los dos sabemos que todo es vano
Si el amor se ha marchado
Pero cariño te amo tanto!!
Dos desprecios, un llanto

Y comenzamos de nuevo
De nuevo envueltos en dudas
Tú no me ves, tú no me ves, yo no te entiendo.

Estoy abajo, abajo, abajo,
abajo, abajo esperando
Y solo soy un pobre diablo
Buscando tu mano.

Mira mis ojos, sabes que no se mentir
mira mis brazos
¿los ves tan fuertes?
Quiero ahogar esta pena para siempre jamás
Bajo esta casa que es la nuestra
Quiero descansar.

Estoy abajo, abajo, abajo,
abajo, abajo esperando
Y solo soy un pobre diablo
Buscando tu mano.

Buscando una sorpresa
Algo que llevarme a la boca
Algo que me hiciera sentir bien
Como un señor dando
de comer a las palomas.

Sin encontrar jamás respuesta
no llegaba mi botella
a ninguna isla perdida
que estuviese también desierta.

Decidí colgar mi vida
de una hermosa cuerda
y saltar al gran vacío
sin red, ni colchoneta.

Y apareciste tú,
y apareciste tú
y apareciste tú,
cual imagen hermosa.

Y me enamoré de tí,
qué idea más tonta
qué manera de alargar
mi ya amarga existencia.

Y me enamoré de tí
de la forma más tonta
hoy aquí, mañana ahí
y sin tílas horas eran tan largas.

Ay de mí, ay de mí
que me había hecho la idea
después de pensar durante horas
la forma de morir más digna.

Y apareciste tú,y apareciste tú
y apareciste tú, cual imagen hermosa.

Y aquí me ves amigo,
mírame ahora
enamorado de la vida
y loquito por ella.

Y aquí me ves amigo,
mírame ahora
cantando a la primavera
con carita de idiota.

Y apareciste tú,y apareciste tú
y apareciste tú, cual imagen hermosa.

anteriorPORTADAsiguiente

ESPERANDO EL MILAGRO

A un lado las montañas
Al otro enfrente el mar.
Camino cabizbajo
Camino despacio y sin fe.

Esta ciudad, mi ciudad
Que me atrapa los huesos
Rodeado de belleza
Apariencia y falsedad.

Con la ruleta en la sien
Con la soga en el cuello
Esperando el milagro.
Esperando el milagro.

Estoy matando el tiempo
En uno de estos grises días
Sosteniendo lo que amo
Con mi espalda y con los dientes.

En el barrio de las torres altas
Donde sus frecuencias se esconden

Una madre reza por su hijo
Que el destino le dé otra suerte.

Con la ruleta en la sien
Con la soga en el cuello
Esperando el milagro.
Esperando el milagro.

Me encuentro tan cansado
especialmente cansado,
ese tren que se marcha
esa voz que ya no me habla.

Recuerdo siendo niños
en esta nuestra playa
en la fría noche de verano
con lagrimas de rabia.

Esperando el milagro.
Esperando el milagro.
Esperando el milagro.
Esperando el milagro.

Esta noche escribiré unas palabras.
Se despide de su madre hasta mañana
Se cierra la puerta, se apaga la luz.
Un sobre blanco esconde su rabia.

Lunes 16 de abril, el sol brilla.
Las bicis en la puerta, las mochilas en las aulas.
Con la mente perdida, con las manos sudadas.
Se elevan 33 almas.

7 suman el silencio en la casa.
Algo de todo esto no encaja.
No puedo pedir perdón a quién odio.
Pero por quien odio en el perdón me ama.

Soy un hombre tan solo un hombre.
El que me ama ¿Solo ama mi alma?
Ruidos, gritos, pasos y armas.
Se elevan 200 almas.

Que está bien, que está mal.
Debo dar la gran noticia.
Mi democracia ha ganado la guerra
Y cientos de almas siguen muriendo
cada día, cada día, cada día...

Contacta con ROCK PRIVADO: 607867135 o por correo electrónico: rockprivado@terra.es